UXDE dot Net Wordpress Themes

Berlín, una ciudad con dos caras

in Consejos / No Comments

En los últimos meses está habiendo un éxodo masivo de españoles a Alemania debido a la difícil situación económica y social que estamos viviendo en España. Hoy se han publicado unos datos que hablan de cifras récord, situándose en casi 30.000 personas las que han abandonado España en el año 2012 buscando una oportunidad laboral difícil de encontrar actualmente.

llegada españoles a alemania

Muchos de nosotros hemos elegido la ciudad de Berlín por su estilo de vida alternativo, sus “bajos precios” y por ser la ciudad menos alemana de Alemania. Berlín es una ciudad que mola, eso está claro, pero hay que tener claro que también es la ciudad con la tasa de desempleo más alta de Alemania.

Actualmente el paro en Berlín está por encima del 13%, algo que -evidentemente- dificulta el encontrar un trabajo. Además los sueldos son bastante bajos comparados con otras ciudades de Alemania (de ahí que los precios sean más o menos bajos en el día a día. O al menos mucho más que en cualquier otra ciudad alemana).

Otro de los problemas que estamos sufriendo en la capital alemana es el de la vivienda. Los alquileres se han disparado debido a la gran demanda de personas que buscan piso en Berlín. Encontrar un piso o habitación es algo muy complicado y cada vez más caro. Lo más fácil si vienes “a la aventura”, es empezar por un hostal y una vez empadronado, buscar una habitación y compartir piso, pero vuelvo a repetir que es una tarea complicada. Si quieres coger un piso para ti, tendrás que gustar al casero y deberás presentar muchísimos papeles como nómina, Schufa e incluso avales, además de que seguramente además de ti habrá otras decenas de personas interesadas en coger el piso, por lo que se dividirán tus opciones.

Este post no tiene el objetivo de desanimar a nadie, sino de hacer ver como son las cosas realmente en esta ciudad. Cada vez leo más y más casos de gente que se viene a lo loco a Berlín, y tiene que volverse a los pocos meses porque no ha encontrado ni siquiera un sitio donde vivir o tiene que esperar varios meses para empezar un curso de alemán. Al final es como todo, suerte, y cada uno tenemos nuestra historia, pero tenemos que tener siempre en cuenta tanto lo bueno como lo malo.

En cualquier caso vuelvo a repetir, que esto no sirva como desánimo, sino como aviso o prevención.

Un saludo,

@GonDelievana

Share

Deja un comentario